Rafael Merida Cruz-Lascano

SILENCIO EN EL MONTE  

 

 

Décima espinela

 

El silencio incomparable

entre soplidos umbroso

perfumando generoso

regando pintura amable.

El paisaje formidable

¡SOL! Esplende mi energía

de la luz filosofía

con visibles cicatrices

para dejarnos felices,

¡Silencio!  Poco sería.

 

 

Con la lectura despierto

del ensueño caprichoso

noche oscura silencioso.

¿De ausencia? Ánimo abierto.

Tu presencia, hoy es incierto

solo eso  déjame afronte

inspirando,  mi yo arconte

¡tu mano! Yo te lo pido

jamás, tu amor nunca olvido

solo hay silencio del monte

 

 

 

 

 

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano.

“Hombre de Maíz, 2009”

Guatemala, C. A.

 

Esplende: Dadle brillantez a mi energía.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.