Lucy Quaglia

La lluvia volvió

La lluvia volvió,

Está fría y loca,

Me moja la oreja,

Se para en mi cara,

Mi nariz, mi boca,

Mis manos de mala,

Mis pies en las botas,

Con cuerpo mojado,

Frío y empapado

Y la lluvia sigue

Tal como si nada.

La piel se me hunde

Tan achicharrada

Que todo resbala

Y se hace pomada.

La lluvia me moja,

Me moja y se va,

Se va recortando

Las cosas de ayer,

El tango en pareja,

El frío y el sol,

Las nubes bajitas,

El avión azul,

El brillo de luces 

Que se apagan lejos

Y el canto de un ave

Que vuela veloz

Me recuerdan tanto

Personas queridas,

Locuras del alma

De alguna canción

Que el viento se lleva

Entre las tinieblas

De cantos de viejas

Que no lloran más,

Que guardan los besos,

Caricias y penas

Desde el corazón 

De las horas buenas,

Las lindas, las zonzas,

Y las alegrías de alguna pasión

Quemada en la mesa

Del supervisor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.