& Eugenia &

“La flor divina de nuestro origen”

Cuando se repite el dolor como carcajadas delirando

Sientes como vuelven las mariposas de tu pasado

Encuentras que la soledad no es nada acompañada del dolor

El dolor nos anestesia la soledad, la arrulla, nos mantiene ahí esclavos de ella

Razonando como lo acostumbrado sin sentir eso está prohibido allí

Nos da miedo sentir, descubrir  la porquería que trae el otro

Somos mera apariencia, mera solemnidad

 

 

No desnudes el alma, aves rapaces están al asecho

La ingenuidad es el oro de la actualidad

El eros no lo venden por doquier

Mentes educadas, codificadas… esta sociedad está en ruinas

Muros a donde quieras disfrazado de idioma, color, raza

Aprendamos a dejar ser al otro ser … Amándonos

 

La miseria humana nos enseña

Cuan devaluada esta la moral en estos tiempos

Pues tú eliges si le vendes el alma al diablo o si conservas tu esencia

La flor de tu origen

Semilla del fruto divino

Divino Dios que nos ama tanto

Que siempre encuentra la excusa perfecta para perdonarnos

Comentarios2

  • Ésfimo

    Buen mensaje, sencillo, directo y cierto.

    Hay una sóla religión, es el amor.
    Hay un sólo Dios, y está en todas partes.

  • Tatan Love

    mucha fuerza, y sentimiento en estas palabras, un gusto leerte, la vida es bella



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.