el encanto de perrito

Ella es todo



Una musa se puso en mi camino
con ella mi alma se estremece,
no es ilusión, si no un aire marino,
que me hace debíl y me enternece.

Me deleitan sus ojos cáfe intenso
infinito color embriagante
mi paladar se seca,
exige liquido dulce y brillante.

la dibujo sólo pensándola,
la decoro recordándola,
se acerca con delicadeza
bendita magia al mover se cabeza

la dejo jugar entre vuelos ligeros,
y me sumerjo, en sueños étereos
que fácil me inspira bellos deseos,
el ultimo sea....
el siempre juntos fuera eterno.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.