syglesias

Adiós Amor, Sol y Sombra de un Ayer


Adiós amor, hoy he venido a despedirme, después de meditarlo un momento, porque no sabía, si lo verías bien, de nada sirve seguir recriminándonos mas, por lo que hicimos o dejamos de hacer, juntos, porque de un cariño muerto no existe rencor el mismo que crees sentir no queriendo notar mi presencia, frente a ti, depongamos al piso las armas que ayer hicieron mucho ruido, para en sana paz por un instante, poderte dar o darnos si permites un último beso antes de marcharme lejos de tu vida a donde solo el recuerdo de aquel que no olvide, podrá unir nuestras almas por un momento por lo que fuimos a lo que somos ahora, Sol y Sombra de un amor…, syglesias.


Me vengo a despedir, con mucho dolor
lo que causa la ocasión, no ha rencor.
Tenue luz que alumbra esta despedida
el momento decisivo, no voy a llorar.
De nada sirve, te daré el último beso
para que queden los más bellos recuerdos.
Sol , luz y sombra de un amor que quedo en el ayer
Violeta


Sol y Sombra de un ayer,
en eso nos convertimos
no sabemos que paso
que cambio nuestro
destino, pero nunca
los recuerdos, huirán
de nuestras almas,
Sol Y Sombra eso
seremos pero sin
sentir ya calma.
Soki


Solo deseo
tu vivas bien
con ilusión.
Yo te amé
y nunca más
sabrás de mí.
Sé muy feliz
sombra y sol
de un ayer.
Amor adiós.
grabra



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.