Menchesvacas

La musa de mi diario



Quiero ser arquitecto musical

de tu forma sonata. 

Y,tener nuestra obertura francesa

para este amor que mata. 

 

Ser Mozart y hacer de ti mi novena,

perfecta e intensa sinfonía.

Ser clasicista y amanecer en Viena,

perfecta e inmensa armonía. 

 

 

Trece compases me alejan de tu vientre,

firme y ordena-do mayor-mente,

trece compases destrozan mi mente.

 

Dos negras me dan la vida,

marcapasos cuaternario,

¡Oh! Música querida..

Solo tú eres la musa de mi diario.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.