Poet1sta

EL PLATO PECAMINOSO DE MI VIDA

Tu cuerpo lechoso
como vainilla, !Que delicioso¡,
como oso con miel, como
niño con chupete con azúcar
para que duerma bien.

Mi helado con la más eterna
lenguetada, con frío de tu ser y amor
convirtiendo sentimiento en sabor;
¡Que dulzón!

Leche merengada que tu saliva
me inspira,suspiro que suspiras
nata convertida por tu hermosa boca:
tu heladería.

Y, para tí, tú componente mas hermoso
sin gusto al ser sedoso
que moldeas con mesura
sin saber que ya tú mirada
demuestra una sabrosa aventura.

Gota caída, jugo que sin vaso,
en vacío se perdería, las rosas
de ti envídian esas gotas que tu sueltas
que no son las que las mañanas
a ellas rocían.

Tus dos mofletes, bizcochos,esponjosos
donde se pierden besos sonoros,
el mejor plato que me ofrece lo vivido
demuestro lo dicho, describiendo con tono
como te he comido.

Comentarios1

  • alma_28

    Muy buen poema
    felicitaciones



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.