lucio1588

Visiones

 

Cuando la noche se vuelve día
Y la oscuridad se queda
Entre profundos latidos,
Ese sentimiento no volvería.
Aunque dormir no pueda
Siguen los recuerdos abatidos.

Podría creer en ese sueño
Al traspasar aquella puerta
Hacia el cielo de lo profundo
De las estrellas sin dueño
Al ver sus alas abiertas
Ya sin fuerzas, moribundo.

 

La luna en la ventana
Con siluetas temerosas
Y Venus creciendo en la tarde.
Aparece una brisa temprana
Sobre una lluvia horrorosa
Es su espíritu el que arde.

 

Bastó sólo una nota
Para que el recuerdo desaparezca
Como una banal canción.
En su memoria aún no vota
Por quién quiere que permanezca
Para engrandecer esta emoción.


Desde la muerte de esa sombra
Ejecutó su último movimiento
Antes de dejar todo atrás.
De esa melodía se asombra:
“Porque ya no habrá sufrimiento
Con el cuerpo que tendrás”.

 

Aquellos seres de la visión
Al mostrarle aquella ciudad
Ascendieron de regreso
Y le dejaron una misión
Para cumplir en esta realidad
De estrellas, el universo.

 

Todo por cuanto soñó
Se volvió real, al sentir
Alas, un tanto pesadas.
Caen lágrimas, pero sonrió
Porque al fin supo vivir
En aquellas tierras heladas.

Cuando la noche se vuelve día
Y la oscuridad se queda,
Entre profundos suspiros
Ese sentimiento no volvería.
Aunque morir no pueda
Siguen los recuerdos abatidos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.