jose ignacio pontesta

CUARENTA AÑOS FUERON

 Cuarenta es solo un numero

Y el tiempo es implacable,lo sabemos,

Aunque conocí unos pocos,

Dejame llorar por todos ellos

Supe de capuchas que escondían rostros

Porque los cobardes no podían   

Ni mirarlos a los ojos.

De silencios degradantes, obligados

Y de cuerpos arrastrados,

Supe de ninfas brutales, asesinas,

Convertidas en fragiles libelulas,

Que desaparecieron sueños

Pensando que la muerte

Si es anónima,duele menos,

Pero no pudieron callar a los hijos

Que parian en su encierro.

Ni silenciar los grilletes

Que anunciaban el traslado

A las sesiones de infierno,

Algunos conocían los hechos,

Miraban horizontes sin sol

Y barriendo bajo la alfombra

Pensaban:algo habrán hecho.

 

Recorri arenas de desierto,recorri las

Arenas de tiempo

Y en todas ellas solo encontré recuerdos

Que olvidar

Mi rostro ya gastado no supera el paso

De los años

Mis pies,destrozados por buscar por

Caminos que nunca fueron recorridos

Mi mente imaginando un lugar por

Descubrir.

Mis manos arrugadas ya de sostener

Sueños imposibles

Mi alma arrebatada años hace ya,por

Perdida ya la doy

Pero noche tras noche sus susurros me

Hacen emprender el camino

Caminos que nadie recorrio jamas,

Porque son caminos que no existen.

 

                                            Jose Ignacio Pontesta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.