Gabo_Ponce

Aún sigo.

Aún sigo soñando contigo, tengo que decir que te sigues viendo muy bien, aunque ya no te vea. Pero ahora ya no es como otras veces que te soñaba y hacía de ti lo que yo quisiera, esta vez es distinto, recuerdo que el día era muy soleado y te acercabas lentamente al sitio donde yo me encontraba con mis amigos bebiendo un poco de vino, y usted dijo:

-Vaya a fin de cuentas seguirás siendo el mismo patán de siempre.

Yo atónito por la expresión que me entregabas simplemente empecé a reír cuando tu lentamente te alejabas de mí, en acto defensivo y con un buen sentido de burla te grité.

- ¡ESTÚPIDA!

En ese instante al escuchar mi grito tú te detuviste e internamente temblaba de miedo y rabia, pero simplemente volteaste y con esa bella sonrisa que siempre había recordado me volviste a dirigir la palabra diciendo

-Nos vemos, hasta pronto.

Te disté la vuelta con una leve sonrisa y tus mejillas un poco coloradas, seguiste tu camino y yo agachando la cabeza simplemente dije -Adiós… Esta vez solo te deje ir.

No había nada que decir, desde ese momento todo se enmudeció para volver a traer calma a un herido corazón.

Lástima que sólo era un simple sueño.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.