romo

PLACERES DE UNA NOCHE

 

Es la complacencia que llega con la oscuridad

atemorizada por la luz del día; protegida en

medio de la noche, Inmortalizando sus besos

a escondidas, desnudando su cuerpo en las

penumbras y acudir a la esperanza de un amor

idílico, en donde afloran los sentimientos que

engañan; siempre haciendo aspaviento al placer,

cuando el corazón solo abriga cicatrices de dolor,

engaño…añoranzas tristes; y la conciencia del

lujuriante desconoce, solo vela por la satisfacción

de sus momentos libidinosos con mirada sicalíptica,

y tú, mancillas tu cuerpo que la sociedad reprocha

con la acuciosa necesidad económica que te desvela.

                  Rodrigo Rodríguez Figueroa

                  +++++++ ROMO+++++++++)

 

Comentarios2

  • Maria Hodunok.

    Gran mensaje, poeta.!!!!!
    La sociedad siempre reprocha, cuando desconoce los motivos que llevan a estas mujeres a vender su cuerpo por míseras monedas.
    Me gustó el poema y la forma de defenderlas.
    Felicitaciones.

    Cariños del alma.

  • romo

    Este oficio lo realizan muchas veces en contra de su voluntad, o se presenta como su única salida económica. Me encanto tenerte por aquí. Bienvenida seas.
    Un cordial saludo, Mari.

    • Maria Hodunok.

      Tengo poemas escritos sobre estos temas que duelen tanto. Gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.