poetryman

POEMA DEL VUELO

El viaje de la libélula es prodigioso

busca el sendero cardinal

del placer de la carne fresca y rosada.

La sangre enerva, la piel suda

calentura hormonal,

el tiempo del vuelo te ha llegado

y se ve el anhelo en tus poros

¡ávidos los labios!

estrechas las palabras

crujir de huesos e invocación de Dios,

que no acudirá porque no es una plegaria

ni una alabanza, solo el gemir

de una desesperación que rezuma.

Somos eso. La paz de la paloma.

Comentarios2

  • David Arthur

    .....e invocación de Dios,

    que no acudirá porque no es una plegaria

    ni una alabanza, solo el gemir

    de una desesperación que rezuma.

    Somos eso. La paz de la paloma...

    Saludos amigo,
    David


  • poetryman

    Gracias amigo poeta. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.