DiegoAlonso

Si he de ser, seré contigo

Dame una señal, amor;
razón de mis días.
Di que es a mí a quien anhelas, 
que no existe el sonido si no 
oyes mi voz,
que la tierra es arena que hunde 
a los pasos en ansia y miseria;
un triste camino ¿verdad?
sin andarlo los dos. 

 

Dilo, mi amor ¡dilo!
¿o lo debo hacer yo?
 Debiese decir, quizá, lo ya dicho,
decir, por ejemplo, 
que en tus labios se hallan  
los besos que a nadie daré,

y en tus manos mi carne, mi piel y
mi tacto, y en tus ojos

mi sol, mi cielo, mi mar y
el paisaje en que siempre
feliz viviré.

¡Ven, vida mía!
nunca más te resistas,
hoy es tiempo de unir el camino
los dos.
Ya no puedo besar, sentir y tocar;
mi boca es tu boca,
mis manos, las tuyas
y mis ojos, tan sólo el reflejo
de un astro que me hace brillar.

¿Debo seguir, vida mía?
No dilates más mi pesar y
bésame, esta boca te aguarda.
Tócame, no soy carne si no estás,
Mírame, soy la sangre, el latir
y la verdad.
¿No lo entiendes?
sólo existo si te amo  
y si algún día yo he de ser, 

seré contigo,
pues no existe otro motivo;
eres tú a quien voy amar.

Comentarios2

  • kavanarudén

    Precioso.
    Amor profundo es lo que destila tu versar.
    Realmente hermoso.
    Cuando se ama se llega a la plenitud de la vida y el ser amado marca el horizonte.
    Un abrazo desde estas tierras itálicas poeta chileno.
    Kavi

    • DiegoAlonso

      Muchas gracias, aprecio tu comentario.
      Un abrazo a la distancia.

    • Romina Soledad

      Muy hermoso!

      • DiegoAlonso

        Muchas gracias.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.