Esteban Mario Couceyro

La ventana

El viento suena

en mis oídos y llama

palabras de consuelo

que trae el aire

de tu ventana.

 

Por que no te  asomas

aunque solo sea

casual tu olvido

aquí me tienes

parado en el camino.

 

Viento, susurra

en sus cristales

cielo, llora lágrimas

sobre los vidrios

de esa ventana amada.

 

¡Hay!, camino cruel

no empujes al destino

de esta vana espera

cuando el polvo del sendero

se levanta fantasmal

en desasosiego.

 

Y sigo esperando

en el camino

que abras la ventana

la ventana del destino.

     

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.