YAZMANY

NO ME RENDIRÉ

 

Sabia este día tenía que llegar. 

Que el tiempo en descenso iba a culminar y tendrías que marchar  

Ahora sin ti no concibo continuar. 

Pero sigo, prosigo continuó con aquello enseñado, y he desdeñado a mis miedos y en estos días he continuado con todo lo aprendido sobre el verbo amar. 

 

Oh! Reloj ve más a prisa sobre aquel invierno y su risa indolente. Que el amor del sol me traiga tu calor y el frío de pena eche fuera. Que su fulgor sea luz de amor; y no alargue tanto la espera. Que tu sonrisa no sea más ausente, presente sólo en la copiosa brisa de mis recuerdos.

 

Tomate está primavera ve y tu calma renueva.

Pero no tardes, mi alma te espera y esperaba sepas que el destino no cruza caminos por coincidencia, somos aquella evidencia.

 

Pienso en tus ojos sin dolor en tu placer sin dolor que me hace desear diversificar tu arco iris con mucho más color.

Y tu magnifica piel bañar en extracto de amor y así siempre mantenga su olor.

 

No se si sera mejor pensar en ti para poder vivir o vivir para pensar en ti.

Pero de una cosa estoy seguro y procuró hacer que se cumpla de modo total. Por lo que dure tu ausencia hasta tener tu presencia voy amarte de modo excepcional.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.