Poeta sin alma

Quiero ser el dueño

Quiero ser el único dueño de tu ambrosía

que es miel dulce como no hay ninguna,

del caudal de caricias que es mi fortuna

que tejen mis noches de sublime fantasía.

 

Ser dueño del beso que das con algarabía

y de su sabor agridulce de verde aceituna,

del abrazo otorgado por la plateada luna,

ser el único motivo que te brinde alegría.

 

Ser dueño de tu cuerpo que acrecienta

las ganas de pasión que tengo para darte,

del desfile de caricias que me alienta

 

a por siempre en mi corazón adorarte.

El brillo de tu mirada calma la tormenta

que provoca en secreto amarte.

Comentarios2

  • AAdonis

    Es un maravilloso sueño plasmado en letras.

  • alma_28

    Es precioso
    saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.