pani

ZAMORA, LA BIEN CERCADA...

 

¡Oh Zamora...

la bien cercada,

entre sillares de recia piedra

tus murallas se levantan... !,

 

el Duero te abraza

muy despacio...

y se torna cabizbajo,

entre sus espumas

te lleva...

con ardoroso trabajo.

 

Bella..

y augusta dama cesaréa,

de lisonjas coronada...

la más hermosa de las rosas

de la impávida llanura,

 

notablemente

te adormeces...

entre impúdicas caricias,

en campos desarbolados...

y melancólicamente

adornados,

de compungida esmeralda.

 

Ojos...

que miran por tus ojos,

del Duero... 

ennoblecida espiga,

por tus calles he paseado...

volcando mi apasionado arrojo

entre tapias y lagares...

de recia piedra caliza,

 

entre rosas me deshago

muy tenuemente compungido,

adornando mi corazón... 

de prieta, y ardorosa danza.

 

¡Oh Zamora...

romántica señora,

noble dama castellana... !,

 

conforme voy

a tu encuentro...

desde el cimborrio

de la ennoblecida torre,

 

me deshago muy despacio

ardorosamente protegido...

de numantino trabajo.

 

 

 

 

AUTOR: JOSÉ A. PANIAGUA MARTÍNEZ.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.