maximo nicola

De los años y otras cosas

En la trivialidad de los gestos diarios,
en los gestos más livianos
se nota el signo del tiempo.
Es la arriesgada cotidianidad del amor,
que en el encuentro casual de cada cruce
dévela un pliego de la vida.
Pero en el mientras tanto se descubren,
se esperan, se mienten,
desmienten, confiesan,
animan, desaniman y entristecen,
hallando que la vida siempre es un epílogo.
En la ignorancia del amor traicionado,
 los gestos que se encierran dan cuenta
de las desigualdades de la memoria,
que sacudidos hoy por el ruido de sus historias
retumbán y resuenán,
pero siempre agradecidos por haberse
permitido continuar por lo que sintieron
como antes o como quizás nunca. 

Comentarios1

  • pablo beltran

    Gracias. Para reflexionar de a poco y con profundidad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.