Pablo Olenas

Amor, amor

Que mencionarle a la luna que ella ya no conozca
en nuestros nocturnos desvelos,
si ella todo lo sabe,
"todo se lo he contado... Amor mío"

 

De tu sonrisa de trino
que se impregna por los recovecos
de mis lugares secretos,

 

de las curvas sinuosas
gestionando el venir de tus labios,
de tus ramas,
que despiertan mis mañanas,

 

dónde quisiera anidar
en total desnudez
cómo ahora mi alma,

 

navegar en tus olas,
rozando por primera vez tus manos
que incitan a perdernos

 

¡Ah, amor, amor, amor!
¿Que es lo que has hecho?
¿Que es acaso lo que deseas de mi?

 

¡Sí a la locura me has impulsado
esperando por ti cada día!
Abrazando ese espacio
por ti vacío, cuando respiro
el faltante de tu almohada

 


Eres y serás por siempre
ambrosía,
tónico para mis males,
(pero a eso, tu bien lo sabes)

 

Tu mirada insinuante
¡Que poder sobre mí influyes!
Cuando abres tus pestañas
y, en tus pupilas saboreo sorpresa,

 

porque sabes" hay inocencia en Ti,
la ví cuando callas y me miras
y, en el rubor de tus remansos
mis facciones te dibujan

 

y te beso en tus labios tiernos
sobre el perímetro de tu lengua
y me deslizo sutilmente hacia

 

tu cielo y despliego mis alas
y me convierto en mar,
en gigante,
en huracán devorador de sueños

 

¡Que no daría al infinito
por verte sudar una noche de estas!

 

 

Pablo Olenas



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.