julio de guernica

Sueños de Primavera

Una brisa de jazmines,

en tu pelo se recrea,

y dos claveles rosados

en las mejillas te besan;

en el ceibo de tus labios

te sonríen las estrellas,

mientras rosas encarnadas

coronan como diademas,

la entrada del paraíso,

en sus dos cumbres perfectas.

Abren corola a tu paso

crisantemos y azucenas;

te acarician los tobillos

collares de madreselvas,

y una alfombra de amapolas

tapiza todas tus huellas.

Llega un sendero de lirios

enredados en tus piernas,

hasta el jardín del edén

por travesías secretas;

y en un bosque perfumado

de azahares y gardenias,

empapada de rocío

se abre la orquídea más bella...

La que ahoga en su fragancia,

mis sueños cuando la sueñan. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.