Esteban Mario Couceyro

Pensando

He leído, en algún lado

que la congoja, está más allá de las razones

más allá de la letra chica de la ley

que la porfía, hace sus propias causas

tanto como la soberbia de la fuerza.

Que el desprecio del cancerbero

hace el marco de la justicia

y también a la pena

del observador casual

como yo. 

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    La congoja se maneja sola, no hay ley ni nada que la pare. Se va cuando ella quiere. Suelo tener congojas bastante prolongadas.
    Que la la luz de la esperanza te ilumine el día. Saludos.

    • Esteban Mario Couceyro

      Vivir sin pena, es vivir sin gloria.
      Y cuando hay gloria, el amanecer ilumina y la noche invita oscura.
      Mis saludos esperanzados.
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.