eibaoga

A mi forma. Soy como soy.

A mi forma.
No me dirijas, ni quieras cambiarme,
deja que sea yo el dueño de mis pasos,
y que sea como soy:
por el día gris, por la noche verde,
ahora mar, después desierto,
hoy cercano, mañana lejano,
antes joven, ahora cano,
yo a mi forma, pero siempre yo.

Déjame así, ser a mi forma;
que sea yo quien haga mi camino,
y si quieres, cuando tu quieras,
y a tu forma, anda conmigo,
o si quieres, cuando tu quieras,
vete contra mi.
Yo ami forma y tu a la tuya, pero ....
no me dirijas, ni quieras cambiarme.
Soy como soy.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.