Pacorro

Amores de verdad.

Me dijiste que te ibas,

pero regresarías

enseguida a mi lado...

y han pasado los años

y aún te sigo esperando.

 

Me dijiste que me amabas

y que me querías

a mi tanto, tanto...

que a pesar de los años

te estoy esperando.

 

¡Qué de ti, día a día, aún me sigo enamorando!

 

Que hay amores, amores de verdad,

que ensanchan en el tiempo y en la soledad.

Que hay amores, amores de verdad,

que no los tumba el viento ni la tempestad.

 

Y me dicen los amigos,

que tú estás con otro,

que de mi te has olvidado.

Y a pesar de sus consejos,

aún te sigo esperando.

Y me hablan de dos niños,

que siempre los llevas

a tu lado jugando.

Y aunque te tracen lejos,

te estoy esperando.

 

¡Qué de ti, día a día, aún me sigo enamorando!

 

¡Qué hay amores, amores de verdad,

que ensanchan en el tiempo y en la soledad!

¡Que hay amores, amores de verdad,

que no los tumba el viento ni la tempestad!

 

Son amores, amores de verdad.

Emergen frente al viento, frente a la tempestad.

Son amores, amores de verdad.

Y no los para el tiempo, ni la soledad.

 

¡Que hay amores, amores de verdad,

que ensanchan, con el sueño,

de alcanzar otra oportunidad!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.