Lebusla

FRAGANCIAS FLORALES

Dichosos son los ojos que ven las bellas flores
y la nariz que ante su fragancia no resiste
deleite de este mundo do maravilla existe
divinas esencias de la flor; son sus olores.

Que tan grato y paradisíaco es el perfume
del fresco ramillete dado a la mujer que ama
así, es el aroma que emite la dulce dama
que cautiva siempre a tal varón que la presume.

Como diversos son los colores de las flores
bien de sus efluvios exquisitos, hay gran gama
más cuando al despertar en la aurora, en sus albores.

Sutiles flores, sus olores; dual intención
extasiar insectos y avecillas con su polen
proveernos de alegría y paz al corazón.

Lebusla
Derechos Reservados

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.