LeAnDro silencio es salud en soledad

Ironías del amor ...

Ironías del amor ...

Todavía recuerdo como desvestirte y hacer que se te eriza la piel ,deseosa de tanto placer y a cualquier precio, sigues llamando en cada anochecer, aunque ya no tengamos nada que ver.
Es que exigen tanto nuestras pieles, que no podemos evitar el desesperar al vernos amar a esos pobres amores que nos esperan en cada regreso al hogar, si sabemos que nuestro destino es querernos.
Muchas veces fueron las que intentamos estar juntos, pero tantas libertades necesitan nuestras almas que terminamos hiriéndonos, y aunque la química de nuestros cuerpos consigue calmar el apetito de nuestro ser,en un irracional decidimos separarnos, pero nunca pudimos hacerlo del todo,y acordamos en volver a vernos en secreto en cada mes que pasa.
Es difícil de explicar o quizá lo fácil de engañar es lo que no queremos ver, dos personas destinadas amarse deciden separarse por ser irresponsables en el amor.
Lo que pasa, es que en esta relación existe la enfermedad de los celos, ese vil sentimiento que nos vuelve ciegos,y justo somos dos tramposos que juegan sin miedos con los sentimientos ajenos.
Aun así todavía recuerdo nuestros cuerpos desnudos, y la sed de beber tus besos empieza a ceder, nos volvemos a ver comienza el juego otra vez.
Leandro Conte​ 

Comentarios2

  • Paolo Luna

    No es un tema desconocido para nadie. Ha pasado en cualquier parte del mundo y seguirá pasando mientras exista el amor. Grato pasar por sus letras amigo Leandro.

  • gaston campano

    Los celos son la poca confianza en la persona a la cual queremos, así se nublan los sentimientos, bajando la tempestad de las recriminaciones. Por eso teniendola a nuestro lado aparece la confianza de marcar territorio, que nos va dejando pr dentro un trágico velatorio.

    Saludos fraternos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.