Oscar Perez

La sal de las respuestas

La sal de las respuestas

 

Me he vuelto inanimado, yo sospecho

que debe ser el tedio de estar vivo

o bien mi admiración por los muñecos

que se mecen al viento mientras duerme el muñequero.

Me he vuelto silencioso, inubicable,

quizá es la reacción ante el sistema,

ante la ostentación de tanta gente

y el rastro digital en que nos siguen los expertos.

Me he vuelto marginal, siempre lo he sido,

pero esta vez mi margen es impropio,

se encuentra más allá de los suburbios,

tiene más bien que ver con las estrellas,

allá donde es un hilo la existencia,

allá donde han colgado el infinito,

allá me voy por pobre, por callado, por sin vida

y allá te esperaré, aunque no encuentre

ni junto a ti ni junto a mi por fin la pista

al mar callado, inmóvil, de la sal de las respuestas.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

12 01 16



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.