angelillo201

Tiempo de sobreseimiento.



Tiempo de sobreseimiento.

En el tiempo del silencio y el sobreseimiento,

recién metido en el bolsillo.

Luis Martín Santos,

¿ quién en España iba a creer mi historia?

Si queda en el rincón del tiempo y el silencio,

del disparate, del enredo y la tontería,

de todo un tiempo que busca mirando culpables a su conciencia.

 Quién querría creer que perpetre con morbosidad y alevosía ensuciar mi nombre,

buscando una sentencia que dijera culpable en tiempos que encontraban inocentes.

Y de tanto buscar ahogarme, al final me ahogue.

 Quién lo iba a creer,

 Luis Martín Santos mi historia.

En un pueblo que ríe y que canta con tanta pena y hambre,

presintiendo el remordimiento,

que está  por venir.

Pero no puede existir remordimiento,

si alguien no grita culpable.

¿ Y ahora qué?

Estoy en el rincón del sobreseimiento,

hecho un desgraciado.

Me siento de súbito tan enmudecido como la tierra que me contempla,

y presiento que es hora de silenciar.

Tengo miedo de que no se cumplan las amenazas,

que se cernían sobre mi.

Tengo pánico de que se me abra un porvenir.

Uno,

en el fondo de las cosas se ve claro cuando se acostumbra.

Tan lleno de presente sin futuro,

con todo un tiempo de silencio,

esperando que alguien grite culpable,

para estar con su conciencia tranquilo.

Angelillo de Uixó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.