Hector Adolfo Campa

Astros y senderos

Alza la vista al cielo, amor,

Ahí donde vuelo al pensar en ti.

Mira entre las nubes

buscándoles forma de nosotros,

de abrazo, de pasión.

Míralo con la inocencia de un niño,

con el apetito de las alas

que volar no saben aún.

Míralo hasta que mi cielo

te sirva como pista de aterrizaje,

y volemos juntos sin palabras,

rasgando con nuestro silencio

alturas muy por encima

de lo que otros llaman infinito.

 

Los astros convertidos en senderos;

los cometas, señales de tránsito.

Extraviarnos, amor, en firmamentos,

La guía y el destino: amarnos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.