A D Jaguar-Ixoye

OJOS VERDES Y CABELLOS DORADOS

El suave aroma de tus cabellos dorados,

El suave perfume de tu piel candente,

Aumentan mis ansias y el deseo desbordado;

Que me dejan sin fuerzas y totalmente inerme…

 

Porque eres tú, todo, lo que pulula en mi mente

Estando tan lejos y a la vez tan presente…

 

Porque eres tú, quien sin saber que existo,

Me llenas de vida, e irónicamente, me dejas extinto…

 

Y esos ojos verdes, llenos de ingenuidad,

Esa sonrisa tuya, que me destroza sin piedad,

Esa mirada penetrante, que me ilumina sin cesar;

Y ese deseo flagrante, de besarte sin dudar…

 

Se quedan solo con eso, de algo que nunca será realidad,

Con el sabor amargo, de jamás besar tus labios, –me resigno-

Siguiendo mi senda, que el destino ha marcado con maldad;

Vagando en la zozobra, y sin ti, en el resto de mi camino.

 

Arturo Domínguez. Derechos Reservados Enero 2016

A D JAGUAR-IXOYE



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.