I.P.Mariblanca

Es la vida

Es la vida una canción de amor, en sí mísma.

Es el amor tu cuerpo y mi cuerpo.

Es mi cuerpo el que yace junto a tí, amor.

El que en tí penetra y te perfora,

y te da la vida y te la quita.

 

Egoísta y poderoso soy,  este es mi defecto.

Mi poder erecto permanece y tú,

lo añoras, nostalgia de mí sientes.

¡Es mi poder y de ello me aprovecho!

¡Lo siento amor!

 

No desesperes, sabes que digno soy

y llenaré tu copa de sabroso néctar.

Colmaré tus mares tormentosos,

de truenos y relámpagos.

 

Y la paz en el descanso,

relajará tu alma.

Y como una flor,

nacerá en tu cara una sonrisa.

 

                                                                                                           3-2-2011                                                                                               

                                                                                                     Isidoro Pavón Mariblanca

                                                                                                   



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.