jeremias perez

Plazuela a la luz de la luna

Creyendo que mi plaza estaba sola

pequeña y con sabor, todo lo aúna

misterioso primor con luz de luna

un alcalde le puso una farola

 

La protesta surgió como cabriola

la luna se enojó como ninguna

ya que consideró sin duda alguna

que el verso sin su luz nace y se inmola

 

Un poeta con fe, viene y me llama

y me implora con llanto que yo le ayude

pues en romper bombillas tengo mi arte

 

Ante todo pretende que yo no dude

y viendome dudar, rápido exclama:

hoy la luna se irá para ocultarte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.