Araceli Vellber

Algun punto en comun queda.

 

Lo bueno y lo malo del amor,

es que no sabemos cuándo empieza o acaba,

por eso, no cambio las noches por los días,

calculo mejor la distancia a tus labios y esos, si sé donde empiezan

y cuando terminan en mi boca,

hoy la certeza de tener algo cerca

es un jeroglífico tan complicado

como un salto al vacío sin red,

salvo que la red, sean tus brazos.

Si tenemos un punto en común, está en nuestros labios y su beso,

aquel que, cuando te despiertes, te recuerda mi sueño,

en aquellas historias llenas de amapolas y sus vuelos.

Si nuestro punto en común son nuestros cuerpos desnudos,

si es, el viento, cuando nos deja mudos,

si es, el silencio, o en ocasiones su eco,

y si son, los latidos de mi cuerpo, cubiertos de miedo,

no lo sabemos ninguno.

Si tenemos algún punto en común, son las manos

cuando tiemblan cada vez que nos vemos

y te echan de menos cuando nos vamos.

Y  si tengo que arder en alguna hoguera por hereje

prefiero que sea entre el fuego de tus brazos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.