alfonso quiroga

LA MONJA

LA MONJA

En tiempos cuando era Sor
Fui a buscarte muchas veces,
Debajo de los cipreses
Consumamos nuestro amor.

De tus brazos en redondel
El hábito que llevaba,
Mientras a ti me entregaba
Las aves cuidaban del.

Pensado siempre en los dos
Por este amor que nos dimos
Le pido perdón a Dios.

Si de tanto amar sufrimos
La plegaría va en mi voz
Si para amarnos nacimos.

AUTOR
GERMAN ALFONSO VELANDIA QUIROGA

Comentarios3

  • Raquelinamor

    Simpáticos versos, inundan historias en la imaginación de posibles escenarios, donde nada hay prohibido cuando se trata del amor, sin duda alguna llenos de frescura, lo felicito, fue grato leerle. ¡Feliz Domingo!

    • alfonso quiroga

      Muchas gracias raquelinamor, y que bonito que veas la vida de esa manera, siempre he pensado que como seres humanos, sentimos y por ende vivimos... Un abrazo.

      • Raquelinamor

        ¡Así es!

      • El Hombre de la Rosa

        Bellas estrofas que se envuelven con la armonía de tu genial poema amigo Alfonso...
        Un placer leerlo...
        Saludos de sincera amistad...
        El Hombre de la Rosa

        • alfonso quiroga

          Muchas gracias Amigo de la Rosa, pienso que esa es una verdad que no se puede ocultar, así lo intenten.

        • gaston campano

          Esa te la creo, faltó el reclinatorio, claro que debajo de los sauces, habría sido evidente.

          • alfonso quiroga

            El reclinatorio para qué?... No me digas que para pedir perdón.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.