Aviador nocturno

A la autoestima

comodín

lo das todo desde el principio al fin
y a cambio solo recibes trato ruin
en el amor siempre has sido un arlequín

comodín
tus ilusiones nunca dan en el bocín
quieres hallar a alguien contigo afín
aunque eres raro mucho más que un pangolín

comodín
tu vida es como un desafinado violín
y con tu alma el dolor se da un festín
hacerte daño es más fácil que comer budín

comodín
todas las flores se mueren en tu jardín
que huele a rancio aunque le siembres jazmín
tu incompetencia ya no tiene confín

comodín
nadie quiere tus besos de aserrín
ni tus caricias que se llenan de verdín
tu cariño nunca jamás será un botín

comodín
por qué añoras la boca de carmín
si tu destino es de soledades un sinfín
de tristezas y derrotas tienes lleno el cofín

comodín
de gran idiota llevas un banderín
no interesan tus palabras recoquín
eres tan entretenido como aprender latín

comodín
tus poemas son un patético pasquín
nadie entiende tu poesía en mandarín
pero te crees gran poeta y paladín

comodín
mejor húndete en tu fantasma bergantín
quizá hasta reencarnes en purpúreo abrojín
y si tienes más suerte en buzo o en delfín

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.