El Hombre de la Rosa

¡¡¡ EL PUEBLO DONDE SOBREVIVE DIOS !!!

 

¡¡¡ EL PUEBLO DONDE SOBREVIVE DIOS !!!

 

///***---***/***---***\

 

*** Versos de la Rosa ***

 

//////***---***\\/////***---***\\\

 

Un Lama indicará al hombre el fin de la envidia social

por el derecho a esa harmonía de prestación humana,

en sus montañas del Tíbet mora la casa de sus Lamas

el pueblo de paz y entrega con la ciencia que atesora,

con grata espiritualidad los secretos de la humanidad

monjes que atesoran el saber antiguo de los mantras,

humanos tan puros que se consagran por fuego sacro

demostrando su desazón sobre los templos más altos,

la decadencia de delirios por firmeza espuria de amor

que viven la añeja esperanza cuando giran la rodadla.

 

//////***---***\\/////***---***\\\

 

Cuando las personas actúan motivadas por la envidia

no sabe estar en armonía consigo mismo y los demás,

según la base de enseñanza de Buda, el bien y el mal

se debe a nuestro ardiente deseo de apego a lo banal,

que algunos consideramos necesarias y que no lo son

por estar distante al pacto y armonía del ser humano,

en la búsqueda de sus objetos vánales que deseamos

creamos el uso incierto de escalo a la competitividad,

como herramienta imaginariamente reflexiva y eficaz

sin saber que lo humano es esa materia finita y cruel.

 

//////***---***\\/////***---***\\\

 

Construyeron sus nirvanas en las cumbres más altas

ahuyentados de los periódicos cataclismos naturales

buscando su pura placidez los tibetanos maneja todo

atesoran unas inventivas humanas precisas para ser,

hombres legítimos que sanan su sufrimiento humano

acciones milagrosas que aportan sentido a la caridad,

nacer como persona es el acontecimiento más común

sensato es utilizar esa oportunidad de forma efectiva,

debemos tener la perspectiva del trascurso de la vida

hasta que logres esa placidez en el Nirvana sosegado.

 

//////***---***\\/////***---***\\\

 

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

10 de enero del 2016

 

 

Comentarios5

  • Maria Hodunok.

    SUBLIME MENSAJE!!!!!!
    Si los seres humanos pensáramos un poco en los verdaderos valores que necesitamos para vivir en paz y armonía, el mundo sería diferente.
    Todos, de cualquier raza o religión, nos hemos puesto en egoístas, pensando en nosotros mismos, sin mirar a nuestro alrededor.
    Que gran lección nos estás dando con tus letras mi estimado amigo.

    Un abrazo desde mi alma.
    Hasta pronto, poeta de poetas.

    • El Hombre de la Rosa

      Muchas gracias estimada señora compañera en la poesía y poetisa y amiga María Hodunok por tu hermoso comentario...
      Los escasos valores que le quedan a nuestra desprestigiada humanidad, estimada María, sobreviven con muchas penurias y grandes sacrificios en el pueblo Tibetano, que mece sus esperanzas con el aislamiento total de nuestras sociedades modernas...
      Los monjes de Tibet se han separado sabiamente del cíclico exterminio de nuestras engreídas civilizaciones actuales y con humildad conservan una muestra de los adelantos científicos de todas las sucesivas civilizaciones que han pasado por la piel de la Tierra...
      Espero que la nuestra dure algo más, aunque ya se está destruyendo a sí misma...
      Que la felicidad y la armonía alumbren tu vivir estimada amiga...
      Un fuerte abrazo de cariño y afecto...
      Críspulo Rufino Cortés Cortés
      El Hombre de la Rosa

    • Donaciano Bueno

      Coincido con María.
      Te trascribo la primera y últimaestrofa de un poema que acabo de terminar sobre este tema y dice así:

      Yo he visto morir a dios. Yo he visto
      sufrimiento, sus vísceras, su cuajo,
      y llantos derramándose a destajo
      y aunque anduve buscando algún atajo
      allí no encontré a Alá ni a Buda o Cristo.

      Y es que hace tiempo dios murió, yo insisto,
      que en el mundo plagado de mísera
      hay muchos que apartados de la feria
      se sienten poco más que una bacteria
      sin apoyo de Alá, ni Buda o Cristo.

      Un abrazo de de un creyente descreido

      • El Hombre de la Rosa

        Muchas gracias estimada compañero en la poesía y poeta amigo Donaciano Bueno por tu preciado y generoso comentario...
        Los escasos valores que le quedan a nuestra desprestigiada humanidad, estimado amigo, sobreviven con muchas penurias y grandes sacrificios en el pueblo Tibetano, que mece sus esperanzas con el aislamiento total de nuestras sociedades modernas...
        Los monjes de Tibet se han separado sabiamente del cíclico exterminio de nuestras engreídas civilizaciones actuales y con humildad conservan una muestra de los adelantos científicos de todas las sucesivas civilizaciones que han pasado por la piel de la Tierra...
        Espero que la nuestra dure algo más, aunque ya se está destruyendo a sí misma...
        Que la felicidad y la armonía alumbren tu vivir estimado señor...
        Un fuerte abrazo de cariño y afecto...
        Críspulo Rufino Cortés Cortés
        El Hombre de la Rosa

      • Alexandra L.

        El hombre es uno, mas allá de raza y religión, el ser humano responde de formas diferentes, muchas veces con pura maldad y egoísmo, otras con total entrega y amor. Un placer leerle Crispulo.

        Un abrazo, feliz comienzo de semana, Alex.

        • El Hombre de la Rosa

          Muchas gracias estimada señora compañera en la poesía y poetisa y amiga Alexandra L. por tu hermoso comentario...
          Los escasos valores que le quedan a nuestra desprestigiada humanidad, estimada Alex, sobreviven con muchas penurias y grandes sacrificios en el pueblo Tibetano, que mece sus esperanzas con el aislamiento total de nuestras sociedades modernas...
          Los monjes de Tibet se han separado sabiamente del cíclico exterminio de nuestras engreídas civilizaciones actuales y con humildad conservan una muestra de los adelantos científicos de todas las sucesivas civilizaciones que han pasado por la piel de la Tierra...
          Espero que la nuestra dure algo más, aunque ya se está destruyendo a sí misma...
          Que la felicidad y la armonía alumbren tu vivir estimada amiga...
          Un fuerte abrazo de cariño y afecto...
          Críspulo Rufino Cortés Cortés
          El Hombre de la Rosa

        • romo

          Nos indican el camino a seguir en valores y espiritualidad. Un camino que aquellos en su afán de poder miran de una manera despectiva; cegados por el egoísmo y el odio. Cordial saludo Poeta. Bello poema

          • El Hombre de la Rosa

            Muchas gracias estimada compañero en la poesía y poeta amigo Romo por tu preciado y grato comentario...
            Los escasos valores que le quedan a nuestra desprestigiada humanidad, estimado Romo, sobreviven con muchas penurias y grandes sacrificios en el pueblo Tibetano, que mece sus esperanzas con el aislamiento total de nuestras sociedades modernas...
            Los monjes de Tibet se han separado sabiamente del cíclico exterminio de nuestras engreídas civilizaciones actuales y con humildad conservan una muestra de los adelantos científicos de todas las sucesivas civilizaciones que han pasado por la piel de la Tierra...
            Espero que la nuestra dure algo más, aunque ya se está destruyendo a sí misma...
            Que la felicidad y la armonía alumbren tu vivir estimado Romo...
            Un fuerte abrazo de cariño y afecto...
            Críspulo Rufino Cortés Cortés
            El Hombre de la Rosa

          • David Arthur

            Muchas gracias Críspulo por tu hermoso poema que nos lleva a Tibet, a lo mejor el país más espiritualisto de la tierra.

            Un fuerte abrazo amigo poeta,
            David

            • El Hombre de la Rosa

              Muchas gracias estimada compañero en la poesía y poeta amigo David Arthur por tu preciado y grato comentario...
              Son escasos los valores que le quedan a nuestra desprestigiada humanidad, estimado David porque, sobreviven con muchas penurias y grandes sacrificios en el pueblo Tibetano, que mece sus esperanzas con su aislamiento total de nuestras sociedades llamadas modernas...
              Los monjes de Tibet se han separado sabiamente del cíclico exterminio de nuestras engreídas civilizaciones actuales y con humildad conservan una muestra de los adelantos científicos de todas las sucesivas civilizaciones que han pasado por la piel de la Tierra...
              Espero que la nuestra dure algo más, aunque ya se está destruyendo a sí misma...
              Que la felicidad y la armonía alumbren tu vivir estimado David...
              Un fuerte abrazo de cariño y afecto...
              Críspulo Rufino Cortés Cortés
              El Hombre de la Rosa



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.