walter rafael aguero gomez

En tus ojos, tu ser.

En los profundos pozos

de tus juguetones ojos,

me bañé.

En las aguas cristalias

de tu ser,

manantial inagotable,

fuente cósmica,

energía del creador,

me transformé.

En esas preciosas ventanas

descubrí tus secretos;

con timidez

me mostraron la esencia

de tu verdadero ser.

Los vientos externos,

tempestades existenciales,

dejaron huellas en ti;

pero,

con ternura te sané.

¿ Qué sería sin ti ?

Sin esa energía

que me ayuda a vivir.

Al estar a tu lado

respiro el amor,

ese aroma 

que dejas escapar al actuar.

Mujer,

ya no me soporto

sin tu presencia...

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.