Nogueron

Luna

Me disponía a bajar la luna del cielo cuando el Sol me dijo; con mucho anhelo,  ¿Eh chico, que estas haciendo? ¿Acaso no sabes que es imposible bajar la luna del cielo?

 

Y con ansia le respondí, pero yo quiero ser el primero en tocar la luna y sentir el cielo, que mis manos se fundan en el frío hielo de la luna y pensar que no hay ninguna como ella, que es única.  ¿Y las estrellas? Son todas iguales ¿es que acaso cuando las miras no sientes que no te hacen ningún caso? Son frías y pequeñas; sin embargo la luna, con su sonrisa plateada y la inocencia de una niña pequeña parece ser la adecuada para bajarla de la cuna.

 

Entonces el Sol me respondió; ¿No sería mas fácil que tu subieras a verla?  Y corriendo cogí una escalera, cogí mil escaleras para poder ver a la luna de mas cerca; y subía y subía pero no alcanzaba, entonces el Sol exclamó, ¡Ves como era imposible subir a ver a la luna, yo lo he intentado miles de veces y nunca he conseguido victoria alguna!  

 

Sol amigo mio, le dije, mi objetivo no era ver a la luna, sino que ella viese que yo intento verla, que la estaré esperando y que algún día volveré con ella.

Comentarios2

  • Graciela Rivas

    Hermosas palabras!

    • Nogueron

      Muchas gracias, me alegro que te haya gustado.

    • cascabeles de la noche

      Lindo...

      • Nogueron

        Solo es el principio



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.