Alex Vásquez

A ESOS SOLES QUE NO LE CABEN EN LA CARA

A esos, que no le caben en la cara
esos soles de color infinitos
esos ojos de mar en los que todavía no he nadado
y ya creo haberme perdido, naufragado,
en ti, el pedacito de mundo que más me gusta,
en el que más me gusta estar
y quede anudado a tus ojos
en los cuales deje los míos,
no me imagino viendo otros que no sean los tuyos
porque no he dejado de pensarlos más de lo anormal.

A esos,
los que pupilarmente matan cuando miro,
los cuales se volvieron la mejor forma de extinguirme
con los que me gustan conversar mientras su boca calla,
soles, en los cuales no hay más lugares donde vernos
más que citarnos siempre en ellos
para mi es el mejor lugar
Más si sus ojos al reflejarse fallan,
y que al mar muerto ya no le encantas,
corre a oxigenar esos soles que no le caben en la cara
para que respiren mis exhalaciones en respuesta a mis suspiros,
Hasta que queden llenos de mí, como los míos han quedado llenos de ti,
como las hastiadas perdidas que he tenido
cuando me extravío en esos soles que ya empecé a nadar y me siento un naufrago perdido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.