gulijardi

Perdido

Han pasado los años

y aún perdido estoy en ella.

Reconozco que no conozco

el camino de regreso.

 

Aquí me encuentro merodeando

en su piel barnizada

y en sus piernas infinitas

quiero quedarme.

 

De sus colinas, curvos pómulos

desciendo a los valles de sus ojos,

surco en su iris,

río limpio y sincero.

 

Aquí descanso,

duermo en sus pestañas, fino bambú.

Me despierto en ella,

me pierdo y me encuentro hallándola.

 

Hundido en las arenas de sus labios

caigo en el abismo de su pecho,

en su cabello rizado

como un sauce llorón que resbala.

 

Oh, dulce fragancia

traspasas el viento hacia mi.

Oh, pequeñas manos

tiernas caricias conceden.

 

He visto tu esencia,

pura, transparente y callada.

Háblame o muero,

mujer, aquí me quedo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.