Katherine Varela

Charla con un corazón roto.

Frío es el momento, 

en que quiero borrar aquel sentimiento,

Sintiendo como el corazón muere,

pero no puedo seguir con esto que hiere.

 

Te dije mil palabras,

pero tú me clavaste tus espadas,

Te hice sentir la más hermosa,

pero resultas la más venenosa.

 

El corazón te di en lugar del cielo,

pero tu me hiciste morder el anzuelo,

No sabes cuando se quiere,

o cuando se da la vida si se pudiere.

 

Me hiciste caer,

me levanté antes del amanecer,

Pero tú olor me sigue,

Como el destino me dijere: Te lo predije.

 

Tal vez es tú edad el imán,

pero yo ya no puedo, no soy tu juguete de estereofán,

Te dije te extraño, 

pero me tratas como cualquier extraño.

 

¿No te da miedo perderme?

o sólo juegas por joderme,

Te deseaba tanto,

ahora no quiero verte porque parto en llanto.

 

Es masoquista el amor hirviente,

como se expande por todo mi vientre,

El olor a pasado toca mi puerta,

pero quise tomar una ruta muerta.

 

Ya no quiero vivir un dolor así, 

pero para conocerte es que nací,

No es amor aventurero,

Para mi desgracia es amor puro y sincero.

 

No quiero de nuevo caer en tú red,

aunque mi ser muera de sed,

No eres vampiro,

pero robas mi aliento y mi último suspiro.

 

No es que no quiera,

pero eso me apuñala hasta que muera,

¿No sabes leer la mente?, 

pero das cada paso tan contundente.

 

En mi mente ansío tanto con tenerte,

pero es más feo que un amor inerte,

Ahora desafía al destino,

que te puso en mi camino en un momento repentino.

 

Cansado es aquel corazón vacío,

ya que jamás lo tocará un rocío,

No por no saber amar,

al contrario, lo hace tan profundo como el mar.

 

Contra corriente su amor sobrevive,

Aunque ella aún lo prohíbe,

¿Por qué mujer?,

No te das cuenta que no has de querer.

 

Vive en sueño sin sentido,

pero hasta eso le da igual o lo toma por divertido,

Aunque el cielo advierta,

Ella jamás entenderá aquella tormenta.

 

Habla un corazón mal herido, 

pero aún así con esperanza de aún ser querido,

¿Es alguien capaz?,

pues claro lo hay pero roban su paz.

 

¡Oh pobre ladrona! Que por la noche llora,

¿No has pensado, que alguien te añora?,

¡Oh vil mujer de corazón dormido!,

¿No has sentido que alguien se ha ido?.

 

¡Para ya! Grité al que era gentil silencio,

ahora soy yo quién te sentencio,

Soy una joven desesperada,

 pero jamás sacada de un cuento de hada.

 

Sólo quiero amar, replicaba mi corazón,

pero por ahora callaré su razón,

No quiero escuchar su nombre, ni al viento que susurra y al silbido de una amapola,

Que grita cuando oye a la dulce Paola.

 

Comentarios2

  • Zoraya Rodríguez (Águila de Luz)

    El amor como ama hiere, es como la rosa con sus espinas..........Bellas letras................

  • caballo negro

    Diria Sabines"El amor cuando no mata, muere;porque amores que matan nunca mueren". Hermoso poema. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.