Covafucker

Aquél Momento.

Y estábamos sentados,
yo con aquél indómito amor por ti.
Y preguntarás ¿qué es indómito?
A lo que responderé con ósculos.

Pero, ¿qué es un ósculo?
Sigues preguntando
mientras me acerco a tus labios.

Y observando tu fanal mirada
que resguarda mis suspiros,
me doy cuenta
¡Y que bellas efélides que tienes!

Te preguntarás, amor mío
¿Qué son las efélides?
A lo que responderé

Son aquellas que
están acomodadas de tal forma que
asemejan polvo de estrellas
en tu perfecto cosmos.

El cosmos, el polvo de estrellas...
todo hermoso, pero he dicho "se asemeja"
más no iguala tu perfección.

No has respondido a mis preguntas
te escucho decir.
Son simples palabras,
que al final vienen y van.

Son palabras que algún día olvidarás
o tal vez recordarás pero no importa,
quiero que las disfrutes
como un niño al dulce.

Si tuviera las respuestas, cariño,
créeme que dejarías de enamorarme
con cada segundo que pasa.

Si tuviera las respuestas, mi amor,
perderías tu dulce esencia que nadie,
más que yo has dejado probar.
Respondí. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.