Pacorro

Ciertas mentiras, mentiras ciertas.

Adivina, adivinanza, busquen una solución.

Palabras con cinco íes, que dificilísimas son.

Madrid empieza por eme y termina por te, se lo juro yo,

Madrid empieza por eme y termina por te ¡Averígüelo!

 

Son todas ciertas mentiras y mentiras ciertas todas son.

 

Cinco por cuatro veinte más una son veintidós,

“do” cegatos” en un “tejao” uno cae otro quedó.

Los cinco hijos de un matrimonio se apellidan Distintos, se lo juro yo

Los cinco hijos de un matrimonio se apellidan Distintos ¡Averígüelo!

 

Son todas ciertas mentiras y mentiras ciertas todas son.

 

Dos padres y dos hijos compraron un salchichón.

Y para bien repartirlo lo midieron con tesón.

Y lo cortaron en tres trozos y cada uno un trozo se llevó.

Y lo cortaron en tres trozos, y todos contentos ¡Averígüelo!

 

Son todas ciertas mentiras y mentiras ciertas todas son.

Son todas ciertas mentiras y mentiras ciertas todas son.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.