Aviador nocturno

Hoy te repudio

amada amado hoy te repudio
porque en mi ignorancia te creo eterna eterno
y yo también me creo eterno
y creo eternos a todos los escenarios
que usuales o nuevos caminamos juntos
como si la monotonía influyera en mí
para desconocer que el tiempo no es ni mío ni tuyo
ni amigo sino un préstamo que no deberíamos subutilizar
o peor incluso despreciar con actitudes estúpidas
sino más bien valorar en cada fracción
mientras esperamos que se ejecute el crédito

el tiempo no es el que porta la hoz
pero quien sí… es su gran amiga y aliada
y los enojos afectan al hígado
al corazón a los riñones y a la piel
entre otros órganos
que gozan de mucho respeto y popularidad
en el reino de los órganos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.