Jose Luis Posa Lozano

¡MÁRCHETE Y NO VUELVAS!



…Y no te molestes
en cerrar la puerta,
déjala entornada
que así se ventile
esta casa nuestra,
déjala entreabierta
y no des portazos
ni esparzas la mierda
que has “pisao” en la calle
corriendo tras ella.


Y no es que me duela
saber que mentiste,
que eres un cobarde
lo sé desde siempre.
¿Lo que más me duele?
Que llegué a creerte
que llegué a engañarme
que llegué a quererte.


Baja la escalera,
bájala de un salto,
como si en tu sombra
aullaran los diablos,
rómpete los cuernos
contra los peldaños,
como si mi odio
te mordiera el cuello.

Márchate y no vuelvas,
porque hoy he borrado
con vitriolo puro
la pez de tus labios
y he bañado en sosa
mi sexo exfoliado
por la podredumbre
de tu semen rancio.

He de hundir mi cuerpo
desnudo en la arena
y romper el huevo
que incuba mi pena,
como mariposa
de su oruga presa,
y extender mis alas
a una vida nueva.

SHEMIRRAMIS



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.