Esteban Mario Couceyro

Te veré

No llores, por amor lágrimas

Que tu sonrisa llene alegre el aire

tus ojos, como dos palomas

volarán por los confines del alma

anunciando la esperanza renovada

de tu corazón palpitante

mientras, los cabellos se alzarán

en plegarias al viento.

 

Y yo aquí, te veré con dulzura

arqueada en tu danza

junto a los tallos del trigal

en fantástico saludo

al astro del mediodía.

 

Y yo aquí, te veré

con la inmensa tristeza

de la roca inmóvil

que en el camino

te ve pasar.

 

Mi garganta

seca de tierra y sal

quiere gritar tu nombre

y me agrieto una vez más

saliendo solo una lágrima

del más puro diamante

brillando al sol.

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    Y la verás brillando como sol intenso de verano, acariciando tu rostro sediento y rocoso.
    Me permití expresar lo que tu poema me hizo sentir.
    Saludos, Esteban

    • Esteban Mario Couceyro

      Puede que así hubiese sido, yo solo pase por el camino, dejando al personaje atribulado ante el trigal.
      Te saludo en medio del verano.
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.