Arcadio Camargo

Despertar

Con fuerza alocada

Allanaste la mañana

Tocando mi ventana

Con tu brillantez arraigada

Me diste una palmada

Para continuar con mi estribillo

Vistiendolo de azulillo

Para inyectarle alegria al corazón

Con el calor de tu color

Que apoca el amarillo.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.