Antonia Ceada Acevedo

Verde

Se negó a ser estrella pintada

a mano limpia, en otro cielo.

Un escudo protegía su pánico.

Entre las  piernas, los celos.

¿Qué aromas de mayo esperaba?

 

En el gélido hotel de su alma

un ombligo, ocupaba la  atención…

manto encarnizado de venganza

sobre las tetas de la revolución.

Prodigas cárceles en la calma…

 

Crepúsculo de vírgenes colores

y al pie de su naturaleza femenina

Invitó a algo más que a su dormitorio;

a sueños internos  por donde camina

hechos  de barro  de un purgatorio.

 

Compartió un momento en el mundo

para engendrar el primer poema de amor

en aquella noche de lágrimas verdes…

anduvo la vida, según el autor…

perdió el tiempo que jamás, vuelve.

 

 

Antonia Ceada Acevedo

Comentarios2

  • Poemas de Pepita Fernández

    Hermoso tu poema , como siempre escribes. Sí, es cierto, el tiempo no vuelve y ni siquiera sabemos en el instante que lo vamos perdiendo.
    MUCHAS FELICIDADES PARA 2016
    Un beso amiga poetisa

  • El Hombre de la Rosa

    El arte de la poesía se enmarca en versos tan hermosos como los tuyos amiga Libertad...
    Un placer leer tus letras...
    Feliz año 2016 te desea tu amigo...
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.