José Adolfo Fernando

Ser poeta es cantar gritando

Desde el fondo de una nube dorada

entre los hilos de la brisa suave

observando los latidos de los hermanos

y hermanas caídas

por metrallas, por bombas

y estiércol que emana de la sed de poder

no atino a ser poeta de tristezas, ni abandonos

ni a llorar aquello que yo sembré

o de la tierra mal preparada,

o de mi sed de ser amado sin contribuir

ni nutrir lo amado

 

Cansado estoy de ser poeta de luz falsa,

de estremecimiento y palpitaciones del llanto

cansado estoy!

 

Cansado estoy de creer que Dama Poesía

solo vive de pétalos de rosa, o de sus espinas

que clavan tenazmente

cuando se pierde o se aleja el Amor!

 

Me re ciclo como poeta,

me estiro en esa nube que comenzó dorada

en suave brisa anidada y mecida

canto a la Injusticia!

Canto al niño sin un futuro cierto, vacío de madre

vacío de tierra,

pasto fácil para los delincuentes de la Publicidad,

al servicio del Dinero,

a quien enseñan el silabario del consumo!

Me resisto, como poeta a loar una Paz utópica, a un fantasma

de sombrero de copa

Ser poeta actualmente es un intento

solo un intento de vislumbrar hilachas de ternura

entre abalorios

y falsos diamantes

Ser poeta, es ser un espejo de lo amargo

del dolor de un niño tendido en una playa

buscando un albergue,

buscando esperanzas

 

Ser poeta en este nuevo ciclo

es cantar gritando:

Humanos terminad la destrucción!!

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.