julio de guernica

De agonías y éxtasis...

Se desliza mi labio por tus muslos,

en pos de la hondonada de tu vientre,

degustando a su paso tus sabores,

saciándose del néctar que desprende 

el cáliz de tu flor, que abre capullos

al loco galopar de mis corceles.

Escalo la ladera de tu seno,

hasta el dulce capuz de roja nieve,

que corona su cumbre majestuosa,

y en fuego, al devorarlo, se convierte.

Descubro por tu cuerpo el paraíso,

con el sol de tus ojos al Oriente,

bebiendo cada gota de rocío,

de cada rosa que en tu piel florece.

Se ahoga mi navío en tus aromas,

al entrar palpitante a tu vertiente,

y estalla el Universo en un instante,

cuando llena tu surco mi simiente;

mientras tu alma y mi alma se confunden,

y en un minuto el tiempo se detiene...

Comentarios1

  • Vito_Angeli

    Erotismo de alto vuelo y seducción. Hermoso poema. Un abrazo. Feliz año nuevo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.