Wilson Amado Gamboa

Juegos

Por toda la casa se encuentran juguetes
de cientos de formas y miles colores,
encima y debajo de los taburetes,
muñecas sonrientes vestidas de flores,
soldados de plomo les rinden honores.
Hay tantos que hay grandes, medianos, pequeños
y en manos de niños inspiran los sueños
que en pocos segundos los hacen señores.

Un fuerte castillo de palos de helados
descansa apacible en la cama tendida,
está protegido por varios soldados
y un tigre gigante de cara dormida
también un payaso mirada perdida,
sus ojos botones vigilan al frente.
Muñecos de felpa se ven de repente
cuidando el castillo y jugando a la vida.

Los amos del reino se encuentran juiciosos
tomando la sopa y mirando al futuro,
planeando batallas de aviones con osos
y globos inflados que tumban un muro,
miradas que funden el hierro más duro.
Son héroes que vuelan por toda la casa,
disparan sus armas de pan con mostaza
y es siempre el ropero el lugar más seguro.

Despiertan temprano y empiezan los sueños,
teatro infantil de excelentes actores,
historias gigantes de grandes pequeños
que envidian las plumas de mil escritores,
con carros, muñecas y selvas de flores.
A veces descubres si al cuento te metes
que en toda la casa se encuentran juguetes
de cientos de formas y miles colores.

Comentarios1

  • Graciela Rivas

    Que lindo poema!

    • Wilson Amado Gamboa

      Mil gracias Graci por pasar a leer este poema. Feliz año para ti y los tuyos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.